¿Cómo debería ser el futuro de la energía?

Hace 10 años las energías renovables como una fuente de energía preponderante parecía un sueño. Algunos especialistas creían que sólo sería posible a través de subsidios públicos. Sin embargo, todo está cambiando. Este año Bloomberg publicó un estudio mostrando que es más económico una granja de generadores eólicos que una nueva planta de carbón.

Lo que hace una década era un sueño ahora parece una realidad que se concreta. Ahora que el primer paso toma forma, es importante entender cuál es el futuro de las energías renovables. Para responder nos guiaremos en reporte de Micheal Liebreich publicado en Bloomberg.

  1. Las energías renovables no podrán cubrir el total de la demanda

Las energías renovables nunca podrán hacerlo. El sol no siempre sopla con la misma intensidad, ni el sol brilla del mismo modo cada día. Esto significa que las energías renovables requieren de otras fuentes de generación de energía para tener una red totalmente funcional.

  1. En mercado flexible

Las redes eléctricas de la actualidad están diseñadas para un suministro de energía constante. Las energías renovables no lo son; requieren algunos soportes para poder funcionar al 100%. Esto significa pasar de un sistema de redes eléctricas fijas a un sistema dinámico, que sea capaz de ajustarse a la variabilidad implícita en la energía renovable. Se necesita incluir sistemas de almacenamiento, interconexión entre distinto tipo de fuentes con capacidades de generación ajustable y una configuración de redes más locales.

  1. Un mercado orientado a la demanda.

Además de tener un mercado poco dinámico, otro problema es que tenemos un sistema orientado a la generación. Cada que la generación es rebasada por la demanda, entonces se construye nueva infraestructura. Sin embargo, por el modo en que funcionan las energías renovables lo más funcional es dar un giro de 180°. ¿Qué significa un mercado orientado a la demanda? En el caso de México se necesitaría una figura encargada de mediar entre los productores y los consumidores. Su función sería asegurar que existe suficiente energía para los picos de consumo.

  1. Smart grid

La forma en que actualmente la energía es consumida requiere un sistema de control y monitoreo bastante básico, enfocado especialmente en los consumidores. Sin embargo, una red dinámica y compleja, requerirá recolectar mayor información para tomar decisiones más precisas. Esto sólo es posible con nuevas tecnologías de información como el big data. Esto implica también una digitalización de la red eléctrica.

  1. Digitalización, monitoreo y control

Por último, las necesidades de más información empujarán la digitalización no sólo hacía la red de generación y distribución. La información generada por los equipos de consumo también será relevante para una red capaz de responder inmediatamente.

En conclusión

Una red inteligente es un sueño que se ha ido desarrollando en silencio a la par del sueño de las energías renovables. Otro sueño había sido el monitoreo y control como una medida más en el camino a una cultura de eficiencia. Estos sueños, que antes se encontraban lejanos, ahora podrían volverse realidad gracias a que ahora las energías renovables son cada vez más posibles.

By |2017-06-02T17:11:55+00:00June 2nd, 2017|Energía|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment